Educando un cachorro de pastor alemán - parte 2

educando un cachorro de pastor alemán

La mejor forma de educar un cachorro de pastor alemán y también de otras razas de perros en con los premios, cuando obedezcan, o haga algo bien, es una forma positiva y que tanto al adiestrador, como al perro le hará crecer y tener bases para incrementar su educación.

Índice de Contenidos
  1. LOS PREMIOS: Educando un cachorro de pastor alemán
  2. LOS CASTIGOS: Educando un cachorro de pastor alemán
  3. EL LENGUAJE DE LOS PERROS: En la educación

LOS PREMIOS: Educando un cachorro de pastor alemán

los-premios-educando-un-cachorro-de-pastor-aleman
El adiestrador da el premio al pastor alemán por su acción.

Los premios son la mejor manera de enseñar a tu cachorro de pastor alemán por tanto, lo que debe hacer es premiarlo cuando hace lo correcto, aunque sea por casualidad. Por ejemplo, si notas que está sentado, dile que se siente y luego premialo: poco a poco irá asociando la orden con la acción.

Como recompensa o premio bastará un cumplido dicho en tono cariñoso y satisfecho, acompañado de una caricia. No debe ser habitual el uso de bocados deliciosos, como las galletas para perros, para evitar que el cachorro de pastor alemán engorde o sea hagan imprescindibles en su trato.

Si hace algo que no debe, detenerse, pensar en lo que quiere lograr y que no cumpla su deseo, con el tiempo la actitud será cada vez menos frecuente: ¿por qué gastar energía para no conseguir nada? Por regla general, las recompensas se dan al final de la acción deseada, por ejemplo, cuando ha terminado de orinar en el lugar correcto.

Para enseñarle a tu cachorro a responder a la llamada, agachate y llamalo con un tono dulce, luego premialo cuando venga. Nunca lo recompense gratis. Solo por una buena razón.

LEER:  PASTOR ALEMÁN: Juegos y adiestramiento

 

LOS CASTIGOS: Educando un cachorro de pastor alemán

los-castigos-educando-un-cachorro-de-pastor-aleman
Los castigos son parte importante en educación del pastor alemán, tiene que notar que lo ha echo mal.

A veces puede ser necesario regañar al cachorro de pastor alemán. Evita el castigo físico, pero ignoralo: es el peor castigo para él, solo intenta llamar tu atención. Por ejemplo, puedes cruzar los brazos y mirar en otra dirección, de modo que quede claro que no tienes la intención de prestarle atención. Cuando lo regañes, no levantes la voz, pero usa un tono duro y seco que será más efectivo. Cuando quieras ser autoritario, miralo directamente a los ojos, como lo haría un líder. Por el contrario, evita mirarlo con insistencia, y por tanto hacerlo sentir observado, cuando quieras tranquilizarlo.

Otra posibilidad es castigarlo imitando los castigos que pondría su madre. Por ejemplo, la perra agarra a los cachorros por el pescuezo, sin lastimarlos nunca: puedes imitar este gesto tomando un poco de la piel del cuello del cachorro de pastor alemán con una mano y temblando ligeramente. Otras veces la madre para regañar a los cachorros los mantiene con una pata agachada o boca abajo, hasta que ellos también se calman esto es algo que puedes imitar fácilmente.

Los castigos, a diferencia de las recompensas, deben darse durante la acción no deseada y detenerse cuando el cachorro ha entendido , es decir cuando asume una actitud de sumisión (por ejemplo se agacha, se acuesta de lado o se acuesta boca abajo). Los castigos realizados a posteriori, incluso unos minutos después de la broma, son absolutamente inútiles porque el cachorro ya no es capaz de conectar los dos eventos. Evita mandarlo a la cama después de una regañina, para que su refugio se convierta en un lugar de castigo. Finalmente, recuerda que hacer las paces tiene importancia social incluso entre los animales.

LEER:  Desde el destete hasta la entrega del cachorro

EL LENGUAJE DE LOS PERROS: En la educación

el-lenguaje-de-los-perros-en-la-educacion
la convivencia con el perro hará que el leguaje de los perros sea comprensible poco a poco por nosotras

Como ya se ha dicho, el cachorro de pastor alemán no entenderá tus palabras, pero entenderá los tonos de tu voz, tus actitudes y muchas veces percibirá tus estados de ánimo. Tú, por tu parte, no siempre podrás entender lo que intenta comunicarte, pero poco a poco aprenderás a conocerlo y a interpretar su comportamiento mejor de lo que esperas. Es lenguaje no verbal . Si es cierto que cada perro es un sujeto en sí mismo, y tiene sus propias formas de comunicarse contigo, también lo es que algunas actitudes son propias de la especie y se aplican a todos los perros.
Aquí hay unos ejemplos:
1. Cola entre las piernas ---> miedo (sumisión)

2.Lame los labios, la cara ----> saludo

3. Lamer los labios, girar la cara ----> pacificación

4.Vientre en el aire ----> sumisión

5. Orejas rectas ----> atención (defensa)

6. Estrella en los ojos ----> desafío (intimidación)

7. Labio levantado, nariz arrugada, gruñido ----> intimidación

8. Espalda encorvada ----> intimidación

9.Ladrido ----> solicitud de atención

10. Trasero arriba, hombros hacia el suelo ----> invitación a jugar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...